Quedamos en el jardín/ We meet in the garden



   ¡El verano ya casi está aquí! Por eso los decoblogueros que cada mes nos reunimos entorno al proyecto "Quedamos en..." hemos decidido salir fuera, al jardín, porche o terraza...lugar en el que disfrutar del buen tiempo, las largas sobremesas, las lecturas tranquilas, y las siestas veraniegas...
En mi caso, dado que me apetece mucho celebrar que por fin, tras un largo curso de trabajo y estudio - el cual me ha hecho estar un poquito lejos de la esfera bloguera- ¡¡he conseguido mi título de euskera!!...he elegido este maravilloso lugar, Casa Consuelo, en Formentera para imaginarme esa celebración entre amigos. Con unas maravillosas fotos de Jordi Canosa, este espacio tiene todo aquello que espero de una casa en el campo....una preciosa fachada de piedra, un porche con su mesa, banco y cojines, ¡y una vegetación exhuberante! Espero que os guste...









Summer is almost here! That´s why this month, the decobloggers from the project "We meet in..." have decided to gather in an outdoors space.... It´s time to enjoy the summer warmth, the long chats around the table, the quiet reading of a book, or the siesta... For this occasion I´ve chosen Casa Consuelo, in Formentera which has many of the things I love in a country home: a beautiful stone faÇade, a lovely table with its bench and cushions, and a lot of green around....Hope you like it too!






Vuelta a la naturaleza/ Back to nature

Este fin de semana ha estado marcado por dos acontecimientos maravillosos: el encuentro con la casa que un hombre ha ha construido para su familia, con sus propias manos, sin experiencia previa y apenas dinero; y la visita a la exposición de Davic Hockney en el Guggenheim de Bilbao.
Ha sido un invierno largo, frío y oscuro, como suele ser por el Norte, cargado de trabajo y con el "extra" de tener que estudiar en mi tiempo libre. Ha habido momentos en los que lo que deseaba era escaparme a un lugar en el que mi entorno me presionase menos, y soñaba con una casa en el campo y volver a dibujar.
Por eso quizá este fin de semana ha sido tan recompensador: casi he terminado el trabajo, he logrado el título que tanto esfuerzo me ha costado, y  he ido a esa casa con la que he soñado este largo invierno, y he dibujado a través de los ojos de un gran artista al que adoro...









Cansado de una hipoteca asfixiante, Simon Dale decidió mudarse a una zona boscosa de Gales y construir su propia casa. 3000 libras, la ayuda de unos cuantos amigos y cuatro meses después, conseguían una especie de "Casa hobbit" en la que críar a sus hijos en un entorno inmejorable. Energía solar para la electricidad, y materiales locales  -madera, arcilla, tierra y yeso-, conforman una casa sostenible y de bajo impacto ecológico. Cierto que carente de algunas de las comodidades de una casa común hoy en día, pero no deja de ser un proyecto muy valiente y esperanzador. En su web se pueden observar otro tipo de edificaciones más complejas, pero como primer hogar para una joven familia cansada de las ansiedades de la vida moderna, me parece un proyecto fabuloso.

Y en esta vuelta a la naturaleza, -sí, ya sé que el post de hoy está siendo  más hippy y bucólico de lo que normalmente comparto con vosotros-; pero es otra de mis facetas... otro inglés vuelve a su Yorkshire natal para retratar sus paisajes, los cambios de las estaciones, y las alteraciones de luz en troncos, campos y ramas de manera magistral.
Adoro a David Hockney porque su pintura y sus dibujos me transmiten energía, amor por el mundo que observa e inmenso gozo en su libertad pictórica. No dudéis en explorar su web para conocer su extensa obra pictórica, de la cual estos paisajes tan sólo son su última faceta.

Feliz y tranquilo fin de semana





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...